Home Experiencias Crónica Maratón de Lisboa 2015 by Baldomero Nieto

PostHeaderIcon Momentos históricos del CMB

Media maratón Elvas-Badajoz 2006 (media maratón nº 100 de Joao Coco)

Media maratón Elvas-Badajoz 2006 (media maratón nº 100 de Joao Coco)

Media Maratón Tres Arroyos 2009 (San Isidro)

Media Maratón Tres Arroyos 2009 (San Isidro)

Maratón y media - Badajoz-Mérida 1994 - Puente Romano de Mérida

Maratón y media - Badajoz-Mérida 1994 - Puente Romano de Mérida

Cross Residencia Vasco Nuñez de Balboa (1989-1990)

Cross Residencia Vasco Nuñez de Balboa (1989-1990). En ella podemos ver a: Pepe Caro, José Andreu, Miguel Rubiano, Emilio Piñero, Antonio…

 . . .  se estaba gestando el Club Maratón Badajoz

. . .  se estaba gestando el Club Maratón Badajoz

En la salida de la media Elvas-Badajoz (1990, 91 ó 92)

En la salida de la media Elvas-Badajoz (1990, 91 ó 92)

Bajando la cuesta del Paga Pouco : German Pacheco, Eduardo, Luis Rubio y Miguel

Bajando la cuesta del Paga Pouco: Germán Pacheco, Eduardo, Luis Rubio y Miguel

Media maraton de Lisboa 1993 (tercera edicion), primer desplazamiento del club a la prueba Lisboeta que se repetiria durante 15 años consecutivos

Media maraton de Lisboa 1993 - 1er desplazamiento del Club a la prueba Lisboeta que se repetiría durante 15 años…

La foto del Cristo de 1993

La foto del Cristo de 1993

Maratón de Sevilla 1994

Maratón de Sevilla - 1994 (Pepe Caro, Campillo, Eduardo, Macías, el ferroviario, Mancha, Luis Rubio, Miguel, Germán y los Pimentel (tío…

Salida de la media de Lisboa - 1994

Salida de la media de Lisboa - 1994

Media Lisboa 1994, ya con pinta de corredores

Media Lisboa 1994, ya con pinta de corredores...

La obligada foto del Cristo en 1994

La obligada foto del Cristo en 1994

Maratón de Badajoz - 1994

Maratón de Badajoz - 1994

Bonita imagen de la maraton del 94 a su paso por el puente viejo

Bonita imagen de la maratón del 94 a su paso por el puente viejo

Con Martin Fiz

Con Martin Fiz, resguardándonos de la lluvia, en la salida de la Media de Lisboa 1995……… en aquella epoca nos…

Por el puente viejo en 1996

Por el puente viejo en 1996

Copando trofeos en la tradicional  Hornachos-Villafranca  del  94 ó 95

Copando trofeos en la tradicional Hornachos-Villafranca del 94 ó 95

Maratón y media - Badajoz-Mérida 1994

Maratón y media - Badajoz-Mérida 1994

Maratón y media - Badajoz-Mérida 1994 - Presentación

Maratón y media - Badajoz-Mérida 1994 - Presentación

Maratón y media - Badajoz-Mérida 1994 - Llegada

Maratón y media - Badajoz-Mérida 1994 - Llegada

El Alcalde de Badajoz hace entrega a una placa conmemorativa del XXV Aniversario a una representacion del Club

El Alcalde de Badajoz hace entrega a una placa conmemorativa del XXV Aniversario a una representacion del Club

Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

PostHeaderIcon Crónica Maratón de Lisboa 2015 by Baldomero Nieto

Hoy os presentamos dos crónicas de la misma carrera, la Maratón de Lisboa celebrada este mes de Octubre de 2015. Dos visiones distintas y dos experiencias personales de dos compañeros del CMB que, cada uno a su manera, nos cuentan sus vivencias en esta prueba. Estos compañeros son Baldomero Nieto e Israel Matas.

En este primer artículo os dejamos con la crónica de Baldomero Nieto:

Ningún maratón comienza en la línea de salida. Fueron muchos los meses de ardua preparación. Eres 1 entre 5.000. La sensación del fresco de la mañana, la gente, el ánimo, la música de fondo y el pánico a lo desconocido ponen los pelos de punta. Te sientes más vivo que nunca. Algunos pájaros elevan su vuelo en el pistoletazo de salida y ahí empieza todo. La marea comienza a avanzar poco a poco, el ritmo se va acelerando hasta que las piernas van encontrando huecos por los que alcanzar un avance suave y constante. 42 kilómetros por delante. La misma distancia que según el cronista Luciano acabó con la vida de Filípedes tras anunciar la victoria de Maratón a los arcontes.

En esta tercera edición de la maratón de Lisboa los 42,195 metros se alcanzan en una línea casi recta, no en perfil sino en trazado, que une la preciosa localidad costera de Cascáis y el antiguo recinto de la Expo que yace a escasa distancia del deslumbrante puente dedicado al célebre navegante y explorador portugués Vasco da Gama. Todo esto inspira al corredor quién debe, con relativa frecuencia, apretar los dientes para vencer el constante sube y baja de la primera mitad del recorrido. El calor del público portugués y las preciosas vistas sobre una costa colmada de gaviotas y rugientes olas allí donde el Tajo muere sobre el Atlántico, hacen nacer el deseo de seguir descubriendo paso a paso lo que depara el paisaje. El corredor siente la magnitud del evento, vislumbra en cada cumbre alcanzada la inmensidad del paisaje y la incalculable multitud que le acompaña de fondo. Escucha las olas, distingue diversas lenguas entre los aplausos y los grupos de música apostados a lo largo del recorrido para dar el empujón que las piernas necesitan. Y mira al cielo. Sus pasos se dirigen hacia el sol naciente.

 

La lluvia, presente en abundancia antes y después de la carrera, respeta a los corredores. No así la humedad que cuando aparece a esos altos niveles provoca una acelerada sudoración con la consiguiente deshidratación paliada por la conocida generosidad portuguesa en cuanto a la cantidad y calidad de los avituallamientos. El corredor guarda fuerzas recordando sabias palabras: "La maratón es una prueba de 42 kms que comienza tras 21 kms de calentamiento". El buen corredor sabe que uno se vence a sí mismo y que en la Maratón la velocidad sólo se alcanza apaciguando el ritmo. Todo es alegría al principio. No tanto así cuando el castigo de los kilómetros acumulados empieza a hacer efecto. El muro siempre llega. Es implacable. A mí me impidió disfrutar de la famosa Praça do Comercio cercana al Ayuntamiento de Lisboa donde había grandísima concentración de público y detenerme me pareció un indecoroso gesto vistiendo las insignias del club. Me pregunto de dónde nace la fuerza en esos momentos. Pero todo se vence. Quizá sea por ello por lo que uno siente que los maratonianos son gente de otra pasta. Ellos tienen aprendido que el cuerpo, como niño malcriado, deja de chillar cuando al hacerlo observa que nadie le hace caso y no alcanza su propósito por esta vía. De nuevo todo fluye, no solo las piernas.

A escasos metros de la emblemática plaza una enorme marea humana se une a los corredores de la maratón. Son los participantes en la media. Su frescura y número dan un nuevo impulso más que necesario para vencer los últimos kilómetros que aún restan hasta la meta, cada vez más cercana. Al ver el ritmo de estos corredores me encantó concluir que la organización había calculado la unión de ambas pruebas de modo que llegaran a este punto corredores con aproximadamente el mismo ritmo de carrera. Solo así se evita frustrar a quienes desean hacer buen tiempo en una prueba que, a mi entender por otro lado, dista muchísimo de ser la idónea para batir las mejores marcas personales en la distancia. Ya en la antigua Expo el adoquín no lo pone fácil en los últimos metros. Ahí de nuevo ambas pruebas se separan. Se puede observar aquí el relativamente escaso número de corredores que se decantan por una prueba de tan exigente longitud. Tras la curva se alza la deseada meta, alivio al sufrimiento de las piernas. Cuelgan en tu pecho la medalla, apagan con agua de tu sed, recibes el abrazo de familiares y amigos y te internas en el alivio más íntimo y profundo posando las manos en las rodillas, feliz al recordar con el balanceo de la medalla el logro alcanzado y al sentir un profundo sentimiento de agradecimiento hacia quienes, en todos los momentos de común preparación, te han ayudado a llegar hasta la meta. De ellos también es el logro.

 

Baldo Nieto

Club Maratón Badajoz

 
Calendario carreras
Diciembre 2018
L M X J V S D
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6